Ayer un amiga compartía en su Facebook, un artículo sobre las vibraciones que sentimos al relacionarnos con los demás. Me ha hecho pensar y reflexionar mucho, pues es hasta ahora,la mejor descripción posible que se puede hacer para que comprendáis como te sientes después de un duelo tras la perdida de un ser muy querido y cercano. La manera tan diferente en cómo te relacionas con los demás, como ves las cosas, qué preocupaciones tienes, y sobre todo la percepción que tienes ahora sobre ti mismo.

NO TE LO TOMES COMO ALGO PERSONAL O SÍ

     Todo son vibraciones, palpitaciones que sentimos cuando descubrimos que algunas personas ya no están en armonía como antes, sus rutinas , creencias, modos de pensar ya no coinciden con los tuyos. Las vibraciones como decía este artículo, no  son ni buenas ni malas, son simplemente diferentes y cuando dejas de sentir las mismas vibraciones con ciertas personas, lugares e incluso con tus antiguas creencias, nos sentimos malas personas, nos culpamos por ello y nos sentimos mal por el alejamiento que se está produciendo con todo lo anterior conocido. Pero lo que sentimos no es personal o sí, son vibraciones que cambian, todo lo que nos ocurre en nuestra vida, especialmente cuando es muy duro nos transforma también por dentro y vamos generando nuevas energías que  nos llevan a creencias y modos de vivir nuevos, desconocidos hasta ahora para nosotros.

Nuestra energía no es mejor ni peor que la anterior, » simplemente es distinta » y sentimos la necesidad de volver a encontrar energías afines a la nuestra. Las energías afines nos hacen sentirnos comprendidos, cómodos, cuando nos causan sufrimiento, desgana, aislamiento lo que antes nos era afín, es mejor dejarlo marchar, porque ellos no han cambiado, pero tú sí, ya no eres esa persona que ven los demás, te siguen viendo como si nada te hubiera ocurrido, para ellos NO, para los lugares de antes tampoco, siguen siendo los mismos, pero TÚ NO. Tus energías son otras, tus inquietudes también por lo tanto, tus vibraciones deben estar en armonía con tu nuevo yo.

  Por todo esto NO TE LO TOMES COMO ALGO PERSONAL O SÍ, si me notas diferente es porque soy diferente y ya no hay vuelta atrás, mi actitud es diferente ante la vida porque ahora es todo nuevo y yo tampoco soy la misma.

 

Ana

Jueves,22 de Noviembre de 2018